comments 2

Los beneficios de vivir en otro país

En los últimos años he tenido la maravillosa oportunidad de viajar y conocer muchos países y lugares diferentes. Viajar es un privilegio, me queda claro, y por eso creo que es una inversión que nos ayuda de formas inesperadas.

 Viajar nos ayuda a crecer como personas

Puedo notar claramente cuando trato con alguien que ha viajado y con alguien que no lo ha hecho mucho. Alguien que piensa que viajar es ir de shopping a Miami y alguien que se ha ido de mochilero por Sudamérica o por Europa, alguien que ha vivido con gente de diferentes culturas, que aprendió un nuevo idioma y una nueva forma de vida. Los viajeros suelen ser más abiertos, juzgan menos. 

 Viajar te hace ser más flexible

No hay duda en mi mente, que yo podría haberme convertido en una cabeza dura. (Más de lo que ya lo soy.) Pero al viajar y vivir en otros lugares aprendí a adaptarme, a cambiar, a ser una y otra. La Cyndi de México no es la misma de Alemania, ni la de Ecuador y aún así todas son yo misma. Si no logras ser flexible, es difícil que te vuelvas un viajero real, porque viajar requiere adaptarse. 

 Viajar te hace ser menos controlador

Las maletas se atrasaron, el vuelo llegó a un aeropuerto diferente, te robaron en el tren, etc. Todos escenarios completamente plausibles cuando viajas, y si no aceptas que la vida a veces es diferente de lo que lo planeaste, te costará más reaccionar y resolver, o dejar ir lo que no puedes cambiar. Mi mentalidad viajera es dejar el control en casa, y a veces regreso y la yo controladora parece menos segura de si misma. 

 Salir de viaje temporal o permanente 

Te da perspectiva

Tu país apesta, y su gente, el transporte público, etc. ¿Suena familiar? Pero sales y te das cuenta que el mundo puede apestar de todas formas, la gente de tu país es realmente amable, el transporte público no era tan malo como creías. (Esto último me pasó cuando llegué a la Ciudad de México, ahora pienso que el transporte público en Ecuador no está tan mal…. ). 

No puedes ver el bosque por los arboles, dicen por ahí. Es más difícil apreciar todo lo bueno que tienes a tu alrededor si no hay nada con que compararlo. 

 Te hace menos prejuicioso

 Mientras más abierto estás a nuevas experiencias, más te das cuenta que la gente te puede sorprender, que los lugares que no estaban en la guía turística son los que más te gustaron, aprendes a experimentar primero y juzgar después. Comida “exótica”, nuevos deportes, nuevas formas de transporte, etc. 

 Te hace ser más creativo

Acabas de perder tu cartera con todos tus papeles, estás en Londres, no tienes ni un centavo y necesitas pagar tu cena… ¿Qué hacer? Tu cerebro empieza a funcionar en modo de supervivencia. Este escenario no es hipotético, me pasó. Me subí a un auto de policía en Londres, corrí como 2 kilometros para que me hicieran una transferencia, encontré finalmente un lugar que me daría el dinero que me estaban transfiriendo, y regresé al restaurante donde me esperaba mi mamá para pagar nuestra cuenta. Todavía no puedo creer que una patrulla en Londres me dio un ride… 

De pronto te das cuenta de todo lo que eres capaz de hacer y eso es lo más maravilloso de todo. Viajar te hace no solo salir de un lugar, te hace salir de ti mismo.

Filed under: Viajes

About the Author

Posted by

Cyndi Caviedes is a Visual Artist. She is passionate about film, photography and life. Quito - Stuttgart - Mexico City

2 Comments

Leave a Reply