comment 0

¿Deberías de dar el salto y comenzar a freelancear a tiempo completo?

Aclaremos algo desde este momento, este no es un post recomendándote dejar tu trabajo actual de 9 a 6. Es una reflexión de mi experiencia personal como emprendedora y creativa profesional.

La respuesta más fácil sería no, no des el salto y seas freelancer, pero hacer las cosas que valen la pena nunca son fáciles. Aún así creo que hay un par de cosas que deberías de considerar antes de dar el salto al vacío.

¿Ya has trabajado como freelancer alguna vez?

¿Has tomado proyectos como freelance en los fines de semana, en tu tiempo libre? Si la respuesta es no, lo más probable es que no debas de freelancear a tiempo completo. Claro que todo tiene sus excepciones, en mi caso muy particular empecé a freelancear porque regresé a mi país, Ecuador, después de pasar años en Alemania y no me lo van a creer (lease con sarcasmo), no conseguía trabajo.

Ser freelancer era la única oportunidad de ganar dinero con lo que me había costado tanto tiempo aprender. Gracias a que regresé a casa de mis padres, tenía casa y comida, así que probar ser freelancer no era un riesgo tan grande. Increíblemente empecé a ganar dinero más rápido de lo que me imaginaba, gracias a que ya había hecho algo de trabajo como freelance cuando regresaba de vacaciones.

Entonces lo más aconsejable es empezar a probar lo que es trabajar como freelance antes de dejar tu trabajo que paga la renta.

¿Tienes un plan de negocios?

No, no estoy bromeando, ya sé, eres fotógrafo o escritor, todos tus amigos te dice que por qué no lo haces a tiempo completo, claramente eres muy talentoso. Los planes de negocios deben ser para gente no artística. Falso. Vas a ser una pequeña empresa de uno, tendrás que hacer todo lo que hace una empresa. No tienes idea de que es esto y no te interesa, tal vez no debas de freelancear.

No es necesario tenerlo todo completamente planeado, pero tener una idea clara de tus posibles gastos, un estudio de mercado y un plan de marketing no te puede hacer daño. Lo más básico sería saber cuanto necesitas ganar para cubrir tus gastos, es decir cuando necesitas cobrar por tus servicios para pagar tus costos y ganar dinero.

¿Tienes clientes, una red de contactos, prospectos?

La cruda realidad es que no es una buena idea dejar el trabajo que le da de comer a tus hijos sin clientes, o sin una red de contactos fuerte. Si estás en una nueva ciudad, intentando primero conocer gente, hacer contactos pero debes pagar la gasolina, probablemente no es el tiempo de dar el salto. Es mejor empezar poco a poco y una vez que tengas suficiente trabajo puedes tomar la decisión de dejar ese trabajo que te parece tedioso. Dicen por ahí que Roma no se construyó en un día.

¿Tienes una página web?

En esta era no tener una página web para tu negocio no es aceptable, no, facebook no cuenta, tampoco snapchat o instagram. Tu página web es tu hogar virtual, te legitimisa a los ojos de tus potenciales clientes, te da una oportunidad de mostrar lo que ofreces, y puede ser la plataforma perfecta incluso para vender tus productos o cerrar tratos.

Recuerda que las redes sociales también pasan de moda.

Hoy en día tener una página web no es tan difícil, puedes hacerla con un profesional y olvidarte de ella o puedes invertir tu tiempo y esfuerzo en una de las plataformas como WordPress o Shopify para tener una linda página web a un costo razonable.

Recuerda que una página web necesitas un dominio, si logras conseguir un .com no lo dejes ir. Cómpralo y sujétate a él como si fuera un tesoro. Los .com son cada vez más cotizados y difíciles de conseguir.

¿Tienes suficiente dinero para sobrevivir de 1 a 2 años sin que tu emprendimiento de resultados?

Si la respuesta es no, te recomiendo no lanzarte todavía. Piensa que aún con clientes, experiencia como freelance, un plan de negocios, contactos y página web, las cosas pueden salir mal, la economía se puede desplomar, te puedes enfermar, o simplemente todo lo que pensabas que funcionaba no funciona realmente. Lo último que quieres es no saber como pagar la renta o la escuela de tus hijos.

También piensa que como freelancer tendrás que ahorrar y gastar de forma diferente, aún en el mejor de los casos habrán meses en que no tengas tantos proyectos o clientes y entonces tendrás que usar tu dinero ahorrado de los meses gordos.

Si no tienes nada ahorrado y no sabes como podrías ahorrar para empezar tu emprendimiento te recomiendo revisar tus gastos, te sorprendería todo lo que puedes ahorrar con un poco de esfuerzo. Aquí una lista de cosas en las que puedes ahorrar todos los días.

-Café de casa.

-Comida preparada en casa en lugar de ir al restaurante.

-Bicicleta, caminar o transporte público en lugar de taxi o automóvil privado.

-Ropa de buena calidad (cuesta más al principio pero dura más).

-Vacaciones dentro del país en lugar de fuera.

-Fiestas en casa en lugar de ir a una disco o bar.

-Regalos hechos por ti mismo en lugar de comprados.

-Cortar todos los gastos superficiales. Si no está roto, no compro uno nuevo. (Aplica con computadoras, celulares, cámara, televisión, consolas de videojuegos, etc.)

Si piensas que no lo puedes hacer mira esta entrevista y luego seguimos conversando:

¿Te quedaste sin trabajo y no encuentras uno nuevo?

Entonces déjame decirte que tal vez ser freelance sea tu única opción. Ser freelance tiene una mala reputación por esta misma razón, mucha gente prefiere decir que son freelance que desempleados.

Lo bueno es que si estas en esta situación, en el fondo, sólo hay un lugar a donde ir, hacia arriba. Ser freelance puede salvar tu vida, puede cambiar todo, puedes pasar de ser un ser miserable que apenas si puede sobrevivir a tener una vida que es todos los días un desafío pero en donde tu pones las reglas y los límites.

Sé que suena difícil, pero si eres creativo, persistente, le pones ganas y le pides al universo, tendrás tu recompensa. No habrán cheques seguros, ni horarios, trabajarás y no sabrás si es fin de semana o día feriado, tendrás que vivir con la dualidad de que todo puede o no funcionar, pero construirás algo que te dará más satisfacciones y libertad.

No todos necesitan ser independientes, no todos necesitamos ser emprendedores, pero si tienes esa curiosidad, si tienes convicción en tu producto o tu servicio, o si sabes que ninguna empresa te dará la oportunidad de hacer lo que quieres, tal vez puedes considerar dar el salto.

cyndi_caviedes_voladores

 

 

 

 

 

 

 

Filed under: Creatividad

About the Author

Posted by

Cyndi Caviedes is a Visual Artist. She is passionate about film, photography and life. Quito - Stuttgart - Mexico City

Leave a Reply