comment 0

Bauchgefühl – Instintos

4 países diferentes, horas y horas de reflexión, he intentado, he fallado, aquí sigo.

Hace unos meses alguien me preguntó ¿cómo había reunido el valor para dejarlo todo y volver a empezar? Esta persona no sabía que ya había dejado todo y empezado de nuevo 3 veces antes.

¿Por qué puedo hacer esto que parece tan difícil para mucha gente? Creo que en gran parte todo se lo debo a que desde muy temprana edad desarrolle mi voz interior, y gracias a que mis padres nunca me dijeron que no debía o podía, empecé a hacer lo que dictaba mi intuición.

Mi voz interior me dijo, sí ve a Alemania ¿por qué no? No había nada que perder, solo habían experiencias por vivir, gente que conocer, lugares para visitar. La oportunidad se presentó de una forma inesperada, y no dude en tomarla. Años después cuando por fin me sentía cómoda en Alemania, después de casi 7 años, mi voz interna me volvió a decir que era tiempo de partir a la siguiente aventura.

Así como había llegado me fui, lo vendí y regalé todo, ¿por qué? La respuesta es obvia, porque podía, no sentía que algo me detuviera, y seguí. Recuerdo tan claramente el día en que rechacé una atractiva oferta de trabajo para hacer post producción en una productora de cine. Era el trabajo perfecto, con un jefe mitad mexicano, pero mi intuición sabía que no era para mí. El aire de primavera era fresco y había flores en los arbustos, sentí que era libre, sentí que la vida me daba la oportunidad de ser feliz. No me importó la incertidumbre de lo que pasaría con mi vida, esa sensación de libertad era maravillosa.

Regresaba a casa.

Mi última mudanza me volvió a partir el corazón, pero esa voz decía que mi camino era el correcto, que si quería seguir haciendo lo que me gustaba, tenía que una vez más lanzarme al vacío. La Ciudad de México me recibió en verano, comenzar de nuevo, una vez más.

Hoy más que nunca confío en esa voz, hoy me dice que tenga un poco de paciencia, pero que no quite el dedo del renglón. Esa voz a veces se confunde con todos mis pensamientos, pero cuando me concentro, cuando medito, hago yoga, la escucho tan clara, esa voz me lleva a lugares inesperados, me hace hacer cosas que no puedo explicar, que la gente a veces no entiende, pero confío en ella con todo lo que soy. Esa voz son instrucciones divinas.

¿Y a ti que te dice esa voz?

 

Filed under: Uncategorized

About the Author

Posted by

Cyndi Caviedes is a Visual Artist. She is passionate about film, photography and life. Quito - Stuttgart - Mexico City

Leave a Reply